Tipos de recetas médicas en la Seguridad Social

Según el Real Decreto 1718/2010 del 17 de diciembre la receta médica se define como el documento de carácter sanitario, normalizado y obligatorio del cual hacen uso médicos, podólogos u odontólogos para la prescripción de medicamentos bajo su supervisión.

Existen diferentes tipos de recetas médicas expedidas por la seguridad social, que varían en función del tipo de beneficiario de las mismas o del soporte en el que son emitidas.

Tipos de recetas médicas en la Seguridad Social según el tipo de usuario

En el sistema de recetas de la Seguridad Social estas pueden tener diferentes colores en función del tipo de destinatario. Estos colores pueden variar dependiendo de la comunidad autónoma en la cual es emitida, pero de forma general se puede establecer la siguiente distinción:

  • Recetas verdes. Las recetas de color verde emitidas por un médico de la Seguridad Social son las recetas oficiales destinadas a los usuarios activos. Es decir, son las recetas generales que se entregan a los pacientes en situación activa de empleo que necesitan disponer de una determinada medicación que se puede recoger en una farmacia. Por norma general, este tipo de usuarios debe abonar en torno al 40 % del precio del medicamento.
  • Recetas rojas. Las recetas rojas son las que no llevan asociado ningún coste. Son las recetas que se entregan a los pensionistas, ya que en este caso la dispensación de medicamentos está exenta de pago en el sistema de la Seguridad Social.
  • Recetas azules. Las recetas de color azul son las recetas que hacen referencia a usuarios con enfermedades profesionales o accidentes de trabajo.
  • Recetas grises. Las recetas de color gris son las recetas que se elaboran por las mutualidades de funcionarios.
  • Recetas blancas. Las recetas blancas son las que se emplean en centros hospitalarios. En este caso el paciente debe llevar esta receta a su médico de cabecera para que le realice la receta correspondiente a su situación y así poder retirar el medicamento de la farmacia.

Tipos de recetas de la Seguridad Social en función del formato

Las recetas existentes también pueden clasificarse en función del tipo de formato en el cual se suministran al paciente. De esta forma, se pueden distinguir:

  • Receta en papel. La receta médica en papel es la clásica receta, la receta tradicional que se ha entregado desde siempre en la consulta del médico. Este tipo de receta se puede enseñar directamente en la farmacia para poder retirar el medicamento.
  • Receta en formato electrónico. La receta electrónica es una de las ultimas novedades del sistema de salud público. En este caso no se trata de una receta en papel, sino de un documento online que presenta la misma validez que el documento en papel empleado de forma tradicional. Este tipo de receta permite que el médico transmita directamente a la farmacia las medicinas que necesita un determinado paciente. Cuando el paciente acude a la farmacia con su tarjeta sanitaria puede obtener su medicación de una forma mucho más rápida y sencilla. Este tipo de receta está diseñada para que los pacientes puedan retirar su medicación en la farmacia cuando la necesiten en función de la posología que requiere cada caso y de la cantidad de medicamento que contiene cada envase.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *