Síntomas de la migraña por estrés

El estrés emocional es uno de los detonantes más comúnmente asociados a los dolores de cabeza de tipo migrañoso. De hecho, las personas estresadas, con ansiedad y tensión muscular suelen ser más sensibles a experimentar síntomas de migraña por estrés. 

Hay muchos factores que empeoran los episodios en los que aparece esta clase de dolor de cabeza. También llamadas jaquecas, las migrañas se manifiestan como un dolor pulsante o vibrante que casi siempre se irradia a un solo lado de la cabeza. 

¿Qué síntomas presenta una persona con migraña? 

Quien sufre de una jaqueca puede quejarse de un dolor persistente, sordo, intenso o punzante a un lado de la cabeza o en ambos lados. 

Muchas mujeres y hombres afectados por un cuadro de migraña pueden padecer de vómitos, náuseas, mareos, debilidad o fotofobia. Otros síntomas son: 

  • Visión nublada, dificultad para ver bien. 
  • Si se realiza actividad física o hace calor puede empeorar el dolor. 
  • Alta sensibilidad a los ruidos, olores o luces. 
  • El cuello se siente rígido y duele. 
  • Puede experimentarse confusión o más cansancio. 
  • La entrada de aire por la nariz se puede sentir bloqueada. 
  • Escalofríos o calor en el cuerpo. 
  • Mayor sensibilidad en el cuero cabelludo. 

A las personas con migraña se les puede hacer insoportable llevar lentes de montura, sombrero, gorros, pañoletas o ganchos en el cabello.

Causas frecuentes de la migraña

 No solo las personas con estrés pueden desarrollar migrañas con frecuencia. También las mujeres que experimentan cambios hormonales, las personas que duermen mucho o poco y quienes son sensibles a los cambios bruscos de temperatura. 

La Fundación Nacional de la Cefalea refiere que en épocas donde la persona pasa por mayor carga emocional y estrés, los ataques de las migrañas se hacen más presentes. Sobre todo, el problema se puede agudizar cuando la situación estresante ya pasó y los vasos sanguíneos se dilatan. Por esta razón hay quienes tienen más jaquecas los fines de semana o cuando no están trabajando. 

Además del factor genético, hay otras causas. El albergar preocupaciones, la fatiga mental y física, el recibir una noticia impactante, el no comer a la hora o la abstinencia por café o tabaco. 

También existen alimentos o aditivos que pueden empeorar la migraña. Por ejemplo, los quesos madurados, aspartamo, carnes enlatadas, bebidas alcohólicas (vino tinto), glutamato monosódico, embutidos, hígados y chocolate. 

¿Cómo manejar la migraña por estrés?

La migraña puede comenzar 24 horas antes de manifestarse completamente. La persona puede ver luces brillantes, sentir muchas ganas de bostezar o de orinar. Durante esta fase, tomar un medicamento que prevenga la migraña puede ayudar. 

Si el detonante suele ser el estrés, ansiedad, depresión o preocupaciones es importante establecer pautas de preventivas de salud como: 

  • Dormir el tiempo suficiente: entre 7 a 9 horas sin interrupción y evitar trasnochar. 
  • Ejercitarse a menudo y buscar actividades agradables y tranquilas que ayuden a relajar el cuerpo como el mindfulness, yoga, taichí o la natación. 
  • Tratar de comer a las mismas horas, evitando saltarse las comidas importantes. 
  • Llevar un registro diario de las jaquecas para saber qué las detona. 

Si te encuentras en plena fase migrañosa, haz lo siguiente: 

  • Coloca una compresa fría o paño en la frente o en la parte de atrás del cuello y ve a la cama.
  • Evita las luces y de preferencia acuéstate en una habitación oscura.
  • Aplica masajes en la cabeza ejerciendo presión.
  • Bebe algo de cafeína o toma un medicamento contra la migraña.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *