¿Qué es un medicamento genérico?

En este artículo vamos a ver qué es un medicamento genérico, así como si la creencia de que son de menor calidad que los de marca está fundamentada o no.

Por lo general, los medicamentos genéricos son medicamentos que tienen un precio hasta el 60% menor que los mismos patentados de algunas marcas, quienes se reservan la licencia del descubrimiento del componente activo.

Sin embargo, estos medicamentos genéricos contienen los mismos químicos y elementos del producto original, y se someten a la misma evaluación por parte de las Instituciones Sanitarias a fin de evaluar la calidad del mismo. Una de las principales diferencias con algún medicamento de marca es que estas opciones genéricas contienen como nombre comercial el elemento principal que los compone.

Por ejemplo, la empresa que descubrió el Acetaminofén se reserva la patente de su descubrimiento y le otorga un valor extra por este hecho. Sin embargo, una vez caducada la patente, al mercado salen medicamentos con el nombre “Acetaminofén” implícito en el empaquetado. Lo mismo sucede con el Ibuprofeno, o productos para la hipertensión.

Por ejemplo, en países como Argentina es necesario que el médico recete medicamentos genéricos por su buena relación calidad – precio.

Pero, ahora que sabes qué es un medicamento genérico, ¿por qué pueden llegar a costar tan poco en comparación a los de marca?

Las compañías de investigación utilizan una gran inversión que debe ser recuperada en la venta de sus artículos. Es por esto, además de por cuestiones explícitas como la trayectoria de la compañía, que los precios finales de venta suelen ser por lo general elevados.

La legislación o regulación vigente de cada país, otorga a estas compañías una licencia o patente, hecho que impide que las compañías de la competencia puedan usar los componentes activos de dicha medicina. Sin embargo, esta licencia posee un tiempo de expiración, y una vez caduca, estas compañías que compiten en el mercado ofrecen estos productos con un nombre genérico.

Aunque en muchas ocasiones lo “barato” esté ligado a lo malo, en medicina esto es algo que no se cumple. Al estar relacionado con la salud y la vida, las instituciones regulatorias mantienen una estricta vigilancia en la fabricación de estos medicamentos para proporcionar los estándares mínimos de calidad que permitan su comercialización sana y segura.

En países como los Estados Unidos algunos aspectos sí varían, gracias a su legislación. Para marcar la diferencia entre diversos productos, la legislación promueve la diferenciación del medicamento a través del cambio de la forma, color o aspecto pero que no afecte en el componente final.

Esto quiere decir que una empresa fabricante de medicinas genéricas, no puede comercializar una píldora con el mismo color de otra que exista en el mercado. Sin embargo, tiene el mismo efecto final en el organismo.

Ahora que ya sabes qué es un medicamento genérico, ¿seguirás comprando los de marca? ¿Qué medicamentos genéricos conoces y utilizas?

Publicado el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *