Principio activo de un medicamento

Desde el punto de vista farmacológico, el principio activo de un medicamento es la sustancia que genera la acción de suprimir, neutralizar, calmar o sanar una dolencia, una enfermedad, un padecimiento, un virus o bacteria. Es el componente principal en todo medicamento; en algunos casos un medicamento puede contener mas de un principio activo en proporciones previamente analizadas por un especialista, ya que químicamente algunas sustancias no son compatibles. Al ser mezcladas pueden ser perjudiciales e incluso fatales, motivo por el cual siempre antes de ingerir un medicamento es importante conocer su interacción con otros fármacos y consultar a un medico.

Los anti-gripales suelen contener tres o más principios activos, ya que la gripe es un virus que causa múltiples síntomas como congestión nasal, fiebre, tos, dolores musculares y de garganta. Debido a ello, un solo componente activo no calma todo el cuadro sintomático de esta enfermedad.

Desde tiempos remotos el ser humano ha desarrollado el arte de crear medicinas, para sanar a los enfermos. En la antigüedad las mismas eran compuestas por ingredientes naturales como hierbas, raíces, flores, aceites, extractos e incluso animales disecados. Con el tiempo esta práctica evolucionó hasta la industria farmacéutica que conocemos hoy en día; y los medicamentos pasaron a ser compuestos de sustancias químicas sintetizadas en complejos laboratorios. Estos medicamentes se fabrican a partir de sustancias naturales extraídas de plantas o animales para obtener la estructura química del compuesto final. Este trabajo es realizado por científicos profesionales, quienes usan sus conocimientos para aportar cada día mas y mejores métodos para aliviar y controlar enfermedades y padecimientos.

El principio activo de un medicamento puede ser un elemento orgánico (como los alcaloides, flavonoides, esteroides, alcoholes, carbohidrato, saponina, prostaglandina…), o inorgánico, como el óxido de zinc, el cloruro de sodio y el bicarbonato de sodio.

El modo en que actúa un principio activo de un medicamento se denomina mecanismo de acción y cada uno tiene una forma distinta de actuar. Algunos de ellos actúan como inhibidores o neutralizadores (como los antiácidos), mientras que otros actúan afectando el sistema nervioso central (como los antihistamínicos).

Por último, hay algunos principios activos de los cuales se desconoce cómo funcionan exactamente. Por ello, aún están en proceso de ser analizados para determinar de qué modo actúan sobre la enfermedad.

Además del principio activo, los medicamentos también están compuestos de excipientes. Se trata de sustancias inactivas que pueden actuar como:

  • Base
  • Vehículos para depositar el agente sanador
  • Aglutinantes
  • Diluyentes
  • Disgregantes
  • Lubrificantes
  • Recubridores
  • Edulcorantes
  • Saborizantes

En general, estas sustancias ayudan a darle consistencia, forma y sabor al medicamento para facilitar su administración.

¿Qué es un medicamento genérico?

En este artículo vamos a ver qué es un medicamento genérico, así como si la creencia de que son de menor calidad que los de marca está fundamentada o no.

Por lo general, los medicamentos genéricos son medicamentos que tienen un precio hasta el 60% menor que los mismos patentados de algunas marcas, quienes se reservan la licencia del descubrimiento del componente activo.

Sin embargo, estos medicamentos genéricos contienen los mismos químicos y elementos del producto original, y se someten a la misma evaluación por parte de las Instituciones Sanitarias a fin de evaluar la calidad del mismo. Una de las principales diferencias con algún medicamento de marca es que estas opciones genéricas contienen como nombre comercial el elemento principal que los compone.

Por ejemplo, la empresa que descubrió el Acetaminofén se reserva la patente de su descubrimiento y le otorga un valor extra por este hecho. Sin embargo, una vez caducada la patente, al mercado salen medicamentos con el nombre “Acetaminofén” implícito en el empaquetado. Lo mismo sucede con el Ibuprofeno, o productos para la hipertensión.

Por ejemplo, en países como Argentina es necesario que el médico recete medicamentos genéricos por su buena relación calidad – precio.

Pero, ahora que sabes qué es un medicamento genérico, ¿por qué pueden llegar a costar tan poco en comparación a los de marca?

Las compañías de investigación utilizan una gran inversión que debe ser recuperada en la venta de sus artículos. Es por esto, además de por cuestiones explícitas como la trayectoria de la compañía, que los precios finales de venta suelen ser por lo general elevados.

La legislación o regulación vigente de cada país, otorga a estas compañías una licencia o patente, hecho que impide que las compañías de la competencia puedan usar los componentes activos de dicha medicina. Sin embargo, esta licencia posee un tiempo de expiración, y una vez caduca, estas compañías que compiten en el mercado ofrecen estos productos con un nombre genérico.

Aunque en muchas ocasiones lo “barato” esté ligado a lo malo, en medicina esto es algo que no se cumple. Al estar relacionado con la salud y la vida, las instituciones regulatorias mantienen una estricta vigilancia en la fabricación de estos medicamentos para proporcionar los estándares mínimos de calidad que permitan su comercialización sana y segura.

En países como los Estados Unidos algunos aspectos sí varían, gracias a su legislación. Para marcar la diferencia entre diversos productos, la legislación promueve la diferenciación del medicamento a través del cambio de la forma, color o aspecto pero que no afecte en el componente final.

Esto quiere decir que una empresa fabricante de medicinas genéricas, no puede comercializar una píldora con el mismo color de otra que exista en el mercado. Sin embargo, tiene el mismo efecto final en el organismo.

Ahora que ya sabes qué es un medicamento genérico, ¿seguirás comprando los de marca? ¿Qué medicamentos genéricos conoces y utilizas?

Diferencia Entre Fármaco Y Medicamento

El mundo de la medicina está lleno de muchos términos complejos que no son plenamente entendidos por la mayoría de la gente. En este artículo, vamos a aclarar cuál es la diferencia entre un fármaco y un medicamento en el mundo de la medicina.

Diferencia Entre Fármaco Y Medicamento

De forma muy resumida, podríamos explicar la diferencia entre fármaco y medicamento de la siguiente manera: un medicamento es algo que usted compara en una farmacia, mientras que un fármaco es lo que funciona en ese medicamento.

Para desarrollar esta idea un poco más, podemos decir que un fármaco es una sustancia químicamente activa que funciona en su organismo teniendo un efecto sobre el mismo. El medicamento, por el contrario, es solamente la forma comercial del fármaco, con una presentación determinada. Y de igual manera, un medicamento puede estar asociado con otros fármacos.

Origen De Los Medicamentos

Es importante saber que la mayoría de los principios activos o fármacos son tan antiguos como la humanidad misma. Hasta finales del siglo XIX, todos nuestros medicamentos procedían directamente de la naturaleza.

Más adelante, apareció la ciencia de la química orgánica, lo que dio lugar a lo que hoy conocemos como fármacos propiamente dichos. Y más adelante todavia, al empezar a surgir empresas farmacéuticas, se comercializaron los los primeros medicamentos.

El fármaco, que es la parte del medicamento que provoca un efecto en el cuerpo, se puede separar fácilmente de éste. La ciencia que se encarga de sintetizar medicamentos y fármacos se conoce con el nombre de farmacología.

Clasificación De Los Fármacos

Ahora que ya conocemos la diferencia entre fármaco y medicamento, ¿qué tipos de fármacos existen? Podemos dividir a la mayoría en cuatro tipos:

  • Analgésicos → Son los que se utilizan para aliviar distintos tipos de dolores y molestias, sobre todo musculares.
  • Anti-inflamatorios → Son los fármacos que contribuyen a conseguir una reducción en cualquier proceso inflamatorio que el cuerpo tenga.
  • Antihistamínico → Son los que utilizados para minimizar los efectos de una reacción alérgica de cualquier tipo en el cuerpo.
  • Antimicóticos → Son los que contribuyen a hacer que disminuyan los efectos que cualquier bacteria u hongo puede ocasionar en el organismo humano.

Ahora que ya conoces la diferencia entre fármaco y medicamento, y los tipos de fármacos que existen, podrás comprar tus medicamentos con conocimiento de causa y tomar una buena decisión.